Fermín Revueltas Valle. Anécdotas de su vida


Calaverita a Fermín Revueltas Valle

Fnermín Revueltas Valle

A nuestro amigo Fermín
Se lo llevo la calaca,
Desde el panteón solo se oye,
Los lamentos de la flaca.

El buen Revueltas,
No perdió oportunidad,
De cortejar a las muertas,
Con su choro mareador,
Su sombrero y su cigarro,
Y su pose de matador.

Ya la flaca enloquecía,
De escuchar de geometría,
Y llego a soñar en sus pesadillas,
que ni san Agustín entendería.

En una partida de ajedrez,
Perdió toda su vestimenta,
Ni el rebozo conservo,
Para cubrir su vergŁenza.

Entre las tumbas caminaba,
el genio y la figura,
Entre el café y el cigarrillo,
Y el humo lo acompañaba.

A Fermín todos lo recordamos,
Y a la calaca con todo cariño,
se lo encargamos,
Tendrán pláticas sesudas,
Y desveladas seguras.

RIX

2 de Noviembre 2012


Regresar.